Un ítem  muy común que te saca de tu presupuesto son los gastos imprevistos, que si bien son inevitables, sí puedes controlarlos generando un colchón financiero o eliminando y/o reduciendo algunos gastos innecesarios.

En este blog te entregamos las razones de por qué es conveniente que revises gastos en los que más incurrimos y donde es posible ahorrar.

·         Transporte privado

Es algo que no puedes eliminar del todo pero sí puedes disminuirlo. ¿Eres de las personas que no soporta el tráfico en las horas punta? En este caso, te recomendamos probar sistemas de transporte ecológicos, como las bicicletas y scooters públicos.

·         Salidas a Centros comerciales

Seguir este consejo al pie de la letra es complicado para muchos, especialmente con la cantidad de ofertas y descuentos que te incentivan a gastar más de lo presupuestado. El secreto para ahorrar y no caer en compras impulsivas es preguntarte: ¿realmente lo necesito? Verás que respondiendo a esta pregunta y comprobando efectivamente que no hace falta adquirir ese atractivo producto con descuento, te genera un ahorro que te permitirá llegar a fin de mes.

Si tomas en cuenta esta recomendación, ahorra aproximadamente un 3.4% del gasto promedio mensual.

·         Tu banco…en general

Si te descuidas, los bancos y todo lo relacionado con ellos pueden ser aspiradoras de dinero. Por ejemplo, siempre que sea posible intenta usar los cajeros automáticos de tu propio banco para evitar pagar tarifas de retiro de efectivo. Echa un vistazo a tus cuentas y revisa las anualidades, las tasas de interés y los beneficios adicionales de las tarjetas de crédito que tengas, y ve si hay alguna opción mejor en el mercado de la que tienes actualmente dados tus hábitos de pago.

¡Es cuestión de voluntad!

La idea no es que te limites, es no gastar en algo que realmente no necesitas, si logras reducir ciertos gastos innecesarios, puedes darte gustitos sin necesidad de considerarlo un gasto innecesario.

O si prefieres, arma un plan de inversión acorde a tus necesidades y preferencias, para que llegues a fin de año con dinero extra para los gastos de ese periodo.

Sabemos que no es fácil llevar a cabo esta misión, pero con una buena planificación verás que superarás los temidos gastos innecesarios y tus ahorros crecerán cada vez.